Artículo escrito en “DrassoltWeb” el 01 de Marzo de 2005

Soy aún un neófito en cuanto al mundo del graffiti; en mis manos un spray puede suponer un grave peligro para mi salud y un riesgo importante para la vida de los demás, pero sin duda siempre sabré apreciar la pintura, sea el soporte que sea y pintada de las maneras que sean. En mi último viaje a Barcelona me encontré con una sorpresa para mis ojos en muchísimas de las paredes de casi todas las calles de los barrios colindantes a donde me alojaba. En el Raval, el barrio gótico, en las proximidades a la playa de la Barceloneta, en Poble Nou, en toda Ciutat Vella había ejemplos mas que suficientes del inmenso nivel que gastan los artistas barceloneses del spray. Hice cientos de fotos, y algunas de ellas las he subido a esta web en la galeria de imágenes para dar testimonio gráfico de todo aquello. (sigue…)

aa 02 Graffitis en Barcelona (master pieces)

(…) No sé bien a que se debe esta “permisibilidad” para no eliminar tanto graffiti en la ciudad de Barcelona. Desde luego en Madrid se suele tardar bien poquito en limpiar algunas paredes. Quizás haya diferencias tanto en la forma de entender el graffiti, cómo en la sensibilidad por conservar obras de arte. No creo que se trate solo de dejadez por parte del Ajuntament, aunque debo decir que hay barrios enteros en Barcelona cuyos edificios podrian considerarse “en ruinas”, muchas fachadas estan hechas polvo y alguna vez da la sensación de que te caera una cornisa o un balcon entero, o toda la pared del edificio. Desde luego no ha habido un gran entusiasmo por la reforma de los edificios por parte de Joan Clos. Se da la coincidencia que durante mi estancia alli ocurrió la desgracia del barrio del Carmel, aunque eso igual lo achaco a que yo debo llevar el caos y la destrucción a todos los rincones del planeta en los que me encuentro, ya que a mi llegada a Madrid ocurrió el extrañísimo incendio del edificio Windsor.

aa 09 Graffitis en Barcelona (master pieces) aa 36 Graffitis en Barcelona (master pieces)

aa 13 Graffitis en Barcelona (master pieces) aa 14 Graffitis en Barcelona (master pieces)

El caso es que los graffiteros aprovechan estos edificios “machacadisimos” como soporte para sus trabajos, para darles un caracter de más autenticidad y frescura, aunque en ciertas ocasiones utilizan todo tipo de objetos desde cubos de basura a barreras de seguridad o el propio suelo, como una salamandra que pude advertir casi por casualidad, porque daba toda la impresión de ser, al pasear cerca, de ser una simple mancha en el suelo. Al igual que otra pintada de un boxeador negro tipo años 20 que parecia incrustada entre unos carteles publicitarios.Estos dos ejemplos de los que hablo si somos puristas seguramente se podría decir que no son Graffitis.

aa 10 Graffitis en Barcelona (master pieces) aa 01 Graffitis en Barcelona (master pieces)

Sin conocer un sólo nombre de los artistas sabía distinguir sus estílos y reconocerlos, sabía quien era quien en todo momento. Había uno que utilizaba un estilo muy parecido a la pintura americana de los 80, otro que utilizaba pegatinas con dibujos que colgaba en las paredes, otro que tenía cierto aire a Marc Chagall, y muchos muchos más que plasmaban su personalidad en cada mural.

aa 23 Graffitis en Barcelona (master pieces) aa 38 Graffitis en Barcelona (master pieces) aa 07 Graffitis en Barcelona (master pieces)

aa 15 Graffitis en Barcelona (master pieces)

Se respira una gran generación de graffiteros en Barcelona; embellecen las paredes con sus pinturas y crean con ellas un espiritu de gran sensibilidad por el arte en la ciudad. Supongo que en ciudades como Nueva York estan a muchas decadas de distancia (después de todo fue alli donde nació el graffiti allá por los años 60 con Taki 183) y es en esa gran metropoli donde está mas asimilado el trabajo de los artistas del spray, pudiendose hacer profesionales y dando de comer con ello a sus familias. Visto lo visto no creo que haya un nivel mucho mayor en NY que en Barcelona, sólo que aquí en España el fenómeno es mucho más reciente. En Madrid no hay ni de lejos una “cultura del graffiti” popular (tan sólo una moda dentro del paquete Hip-Hop, en un principio por el break-dance, y más tarde por el rap) y es algo que me parece ciertamente comprensible. Se piensa que ensucian las calles y paseando por cualquier barrio de Madrid lo más que se puede observar son firmas cutres realizadas por adolescentes domingueros que quieren ser rebeldes del hip-hop, que generalmente se pisan sin ningún respeto entre ellos con sus escritos. Hay comerciantes que hacen encargos a graffiteros para que les pinten la fachada y asi evitar esta clase de pintadas detestables, no sé si encomendandose a una suerte de respeto entre compañeros que generalmente no ocurre, cuando los que mas utilizan los sprays en Madrid generalmente son esta clase de individuos.El nivel de los autenticos graffiteros en Madrid es bastante más pobre respecto a Barcelona (al menos por lo que yo conozco) aunque de aquí han salido los más famosos de España, como el fallecido Muelle, el padre del movimiento en la capital en los años 80, pero que carecía de toda calidad. Este sería un ejemplo de escritor flechero autóctono, que es lo mas frecuente en Madrid, y supongo que hay bastante diferencia entre el escritor y el pintor de murales o “master pieces” (más habitual en BCN). Yo personalmente detesto a los escritores, tanto americanos como madrileños, pero es tan sólo la opinión de un neófito del graffiti.

taki183 Graffitis en Barcelona (master pieces) muelle Graffitis en Barcelona (master pieces)

Ejemplos de escritores: Taki 183 (NY años 60) y Muelle (Madrid años 80)